Un proyecto para la mayoría social

Reproducción del artículo de Ángel Pérez en «El Pais» del 3 de marzo de 2014.

angel-perez

Madrid es una ciudad que no va al futuro, sino que lo espera. Sin ciudad de la virtud por decisión del crupier y sin Juegos Olímpicos por decisión del COI, Madrid hoy no tiene ni un solo proyecto capaz de revitalizar una economía gripada. No hay dinero y la colaboración público-privada no hace ni polideportivos en la Cebada ni centros de alzhéimer en la Calle Alhambra ni mercados en los PAUS ni escuelas infantiles ni nada de nada en ningún sitio. Para combatir la crisis se hizo necesario recortar y para ello se empezó criminalizando lo público. Las empresas privadas entendieron rápido que ERE significa Eliminación Rápida de Empleo y el Ayuntamiento, lejos de impulsar empleo estable y con derechos, se ha hecho cliente de empresas de trabajo precario en todos sus términos. La huelga de limpieza sirvió para demostrar que los liberales entienden que en el mercado libre se pueden hacer ERE, cerrar empresas, irse con el dinero (Coca-Cola), despedir trabajadores o perseguir sindicalistas. Lo que no se puede es no trabajar un día sin cobrar, porque para eso son servicios muy esenciales, aunque muy mal pagados. O sea, liberales para lo suyo.

Esta política consigue además que la vinculación que supone el impuesto del sujeto pasivo con la administración local lo sea ahora con la empresa adjudicataria. Transformación de ciudadano en cliente, pero pagando al Ayuntamiento. Estos y otros éxitos de gestión han conseguido que Madrid siga acumulando deuda. Uno de cada cuatro euros va a los bancos. De 2008 a 2013 el Ayuntamiento ha pagado unos 6.000 millones de euros a los bancos y la deuda actual va por los 7.101 millones.

Los salarios han bajado, los impuestos han subido y los precios también; hay menos servicios públicos y las prestaciones sociales se congelan o disminuyen y se mantiene el nivel de deuda. ¿Quién se lo lleva? Repasar aquí los beneficios de bancos, fondos de inversión o esos titulares que nos dicen que los inversores están recuperando la confianza. Los 300.000 parados de Madrid, los que no tienen ningún ingreso en sus hogares; los que llevan sin empleo más de dos años y el 50% de jóvenes con futuro incierto no ven ninguna luz en el túnel. El pequeño comercio y los miles de autónomos que ya no lo son, tampoco. ¿De verdad que la crisis era por el gasto público?

Y, ante esto, no cabe consolarse con que es posible que el PP pierda las elecciones. Las tiene que ganar la izquierda. Pero antes hay que ganar un proyecto en la variedad, creíble, realizable, con fechas y contenidos concretos. Una propuesta en relación a las necesidades reales y cotidianas de la gente que, no nos engañemos, no está organizada y es escéptica ante los partidos, movimientos y asociaciones. Un proyecto de ciudad para mayorías para ser creíble debe contemplar un modelo presupuestario que proponga otros ingresos y otra prioridad de gasto. Una fiscalidad más progresiva del IBI con posibilidad de distintos tipos según renta, que paguen todas las propiedades (Estado, Iglesia, embajadas), incrementar el porcentaje que el Estado transfiere por IVA e IRPF e impuestos especiales. En Madrid hay 475 parroquias y 1.100 comunidades católicas exentas de IBI, además de 40 parcelas con 55.000 metros cuadrados. Estimamos con datos municipales que las exenciones y bonificaciones fiscales totales ascienden a 125 millones de euros.

Un modelo de Gobierno permeable al movimiento asociativo, a los representantes sociales y empresarios, autónomos y colegios profesionales, sabiendo que todos tienen el interés en una mejor ciudad y el esfuerzo común para ello. Un modelo de participación no condicionado por el poder municipal, sino autónomo, impulsado y reconocido como interlocutor y pieza clave de la vida social. No se trata de sumar siglas, sino sintetizar las necesidades de la mayoría social. No es sencillo. Hay que ser capaz de mirar por encima de la raya de cada uno y comprender que no necesitamos grandes debates de siglas ni proclamas del mundo ideal. Solo soluciones a lo que está pasando. La cuestión no es que pierda el PP. Ya están trabajando en ello. La cosa es que gane la mayoría de la sociedad madrileña.

Ángel Pérez Martínez.

Portavoz de IU-LV en el Ayuntamiento de Madrid.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.