Pleno extraordinario urgente del 18 de junio de 2014

1. Aprobación procedencia de urgencia de la sesión, incluyendo el asunto no dictaminado por comisión informativa.
A favor: PP. Abstenciones: C’S, PSOE, IU-LV.
IU-LV: Los ayuntamientos, motor de nuestros servicios públicos, se han visto golpeados por la crisis que ha provocado una fuerte disminución de los ingresos. Esta pérdida de recursos del sector público local, ha producido retrasos acumulados en el pago de las obligaciones que tenían contraídas con sus proveedores la mayoría de nuestros ayuntamientos, empresas muchas de ellas de ámbito local, que han venido sufriendo también las consecuencias de este empobrecimiento generalizado.
Las leoninas condiciones y restricciones de acceso al crédito, unido a los retrasos mencionados, sirvieron de justificación para que el Ministerio de Economía y Hacienda adoptara un paquete de medidas urgentes de carácter extraordinario. Se trataba básicamente de arbitrar un mecanismo de chantaje: pagar a los proveedores con la condición inexcusable de aprobar duros Planes de Ajuste, que vienen de facto a condicionar la autonomía de las administraciones locales e imponerles un modelo mercantilista de funcionamiento.
El eje que vertebra los Planes de Ajuste es el cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que obliga a adoptar medidas de incremento de ingresos o de reducción de gastos para generar capacidad de financiación o equilibrio. Esta vía de imposición a los Ayuntamientos para condicionar sus presupuestos, se acompaña de un mecanismo de tutelaje, por el cual, cualquier incumplimiento, puede conllevar la intervención de su mal llamada administración superior, interviniendo directamente.
Por el lado del ingreso, las medidas fundamentales han derivado en el incremento de cuotas tributarias y tipos de gravamen, en la supresión de beneficios fiscales en tributos locales y en el incremento de las tasas y precios públicos. Por el lado del gasto, las medidas a aplicar han incidido sobre todo en la reducción de costes de personal y servicios.
La grave falta de liquidez de las Entidades Locales, ha sido el instrumento ideal para iniciar el desmantelamiento de la administración pública desde su base más relevante y vertebral: la administración local.
España ha venido construyendo el desarrollo de unos servicios públicos básicos, que permitieran la calidad de vida y la minimización de la brecha territorial y social del acceso a los mismos, a través de la administración local. En vez de abordar una reforma estructural que refuerce dichos servicios y que permita su sostenibilidad económica, mejorando e incrementando su participación en los tributos del Estado, planes de refinanciación de la deuda que no ahogasen las arcas municipales y protegiendo los servicios públicos, el Estado saca una tras otra diversas órdenes, a modo de “parche” preelectoral, que evidentemente van a permitir minimizar el impacto de la deuda en las arcas municipales, pero que impone condiciones muy severas, que supondrán a la larga el desmantelamiento de los servicios que las administraciones locales han venido prestando, condicionando y transformando su modelo público, sus características y reduciéndolos a la mínima expresión.
Como ya hemos dicho en más de una ocasión, creemos que la forma de sostener la capacidad de actuación de los ayuntamientos pasa por una reestructuración de la financiación, proporcional a los servicios que prestan y no por recortes, mal llamados ajustes.
 
A pesar de considerarlo un parche, como ya he expuesto, dada la situación real y la deuda pendiente del Ayuntamiento de Sevilla la Nueva, no consideramos que haya motivos para oponerse a una disminución de los tipos de interés que redundará, por un lado, en reducir los beneficios de la banca a la que todos hemos rescatado y a la que seguimos engordando y, por otro, en reducir los gastos del propio Ayuntamiento, y por tanto, de los vecinos y vecinas de nuestro pueblo.
 
 
Se aprueba por unanimidad.
Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.