MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL DE IU-LV CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Dª María Santos Ricoy, portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida-Los Verdes del Ayuntamiento de Sevilla la Nueva al amparo de lo establecido por la Ley 7/1985 de 2 de Abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, el RD 2568/1986 de 29 de Noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, funcionamiento y régimen Jurídico de las Entidades Locales y el Reglamento de los Órganos Colegiados y del Régimen de Sesiones del Pleno del Ayuntamiento de Sevilla la Nueva, presenta para su debate y aprobación en el pleno la siguiente PROPUESTA:

 MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL DE IU-LV con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

  

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 El 25 de noviembre se celebra Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y este año, de nuevo, lo hacemos inmersas en una espiral de recortes que afectan de manera severa a la lucha contra esta violencia y que profundiza en las desigualdades que sufren día a día las mujeres.

Desde el inicio de esta crisis, hemos venido denunciando cómo las políticas de recortes que han acometido los diferentes gobiernos, sobre todo los del Partido Popular, han supuesto que las mujeres nos veamos sometidas a una manifestación más de la violencia, en este caso, la violencia basada en aspectos económicos.

No debemos cejar en la denuncia de la que sin duda es la manifestación más execrable de la violencia contra las mujeres, esa violencia física que, hasta el mes de septiembre había acabado con la vida de 36 mujeres, cuando en el mismo período de 2012, fueron 33 las mujeres asesinadas. En Madrid la situación no es diferente, pues a 12 de noviembre de este año ya había ocho víctimas mortales, cuando en todo 2012 fueron seis.

Para atajar esta violencia machista es imprescindible la implicación de los poderes públicos realizando políticas de prevención y de atención a la víctima. A pesar de esto, el PP no ha dudado año tras año en recortar dichas partidas en sus Presupuestos Generales. Así, para el próximo año, el presupuesto de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género pasa de 22,19 millones a 21,85 millones, lo que supone un nuevo recorte, de un 1,5 %, que el Gobierno realiza en las políticas directas contra la violencia machista.

Varias Comunidades han eliminado la detección sanitaria de la violencia de género. El Ministerio de Sanidad ha despedido a todo el personal del Observatorio de Salud de las Mujeres impidiendo con ello el desarrollo de las estrategias de salud y género. Se han recortado las transferencias sanitarias a las CC.AA., lo que supondrá una pérdida de atención general y un parón, entre otros, en el programa de atención a la Violencia de Género.

A todo este tijeretazo sistematizado en el presupuesto directo para la lucha contra la violencia de género se une el desmantelamiento de la Ley de la Dependencia que está llevando a cabo el PP, imponiendo con ello a las mujeres el cuidado de los dependientes y obligando, por tanto, a que suplan lo que debería cubrir el Estado.

Ejemplo de este desmantelamiento de la dependencia es el recorte de 200 millones,  un 15 %, en la partida de prestaciones gestionada por las Comunidades, cuando para atender a las 771.000 personas que hay actualmente en el sistema se necesitarían 300 millones más.

El PP ahonda en la feminización de la pobreza con medidas como la bajada del poder adquisitivo de las pensiones en general y, en particular, de las pensiones de viudedad, con la suspensión del incremento del 52 % al 60 % de la base reguladora de la D.A. 30 de la Ley 27/2011.

El ataque frontal a los derechos de las mujeres en materias como derechos sexuales y reproductivos y aborto viene a sumarse a los recortes ya sufridos en materia sanitaria.

No contentos con todos estos recortes, el PP ha presentado una Reforma Local en la que se elimina el artículo 28, entre otros, desapareciendo con ello las competencias que los ayuntamientos venían desarrollando en materia de igualdad y de lucha contra la violencia de género. Esto supone, sin lugar a dudas, un nuevo golpe a las políticas de igualdad.

Además, esta reforma afecta a los servicios municipales, a los servicios sociales, a la educación –peligran las escuelas infantiles y centros de atención a la infancia– y dificulta más, si cabe, la incorporación de la mujer a la vida laboral activa, en tanto que afecta a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Por todo lo anterior, el Grupo Municipal de Izquierda Unida–Los Verdes propone al Pleno del Ayuntamiento la adopción de los siguientes

ACUERDOS: 

  1. Exigir al Gobierno de la Nación que incremente sin excusas las partidas presupuestarias en materias de prevención y lucha contra la violencia de género y en la atención a las víctimas.
  2. Exigir al Gobierno de la Nación el desarrollo integral de la Ley de Dependencia.
  3. Exigir al Gobierno de la Nación un sistema sanitario público, universal y gratuito que incluya los derechos sexuales y reproductivos.
  4. Exigir al Gobierno de la Nación que garantice la aplicación de la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo.
  5. Exigir al Gobierno de la Nación la paralización de la Reforma de la Ley de Bases de Régimen Local.
  6. Exigir a la Comunidad de Madrid el cumplimiento de todas y cada una de la medidas contempladas en la Ley 5/2005 Integral de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid para lograr una atención integral a las víctimas madrileñas y una mejora de los recursos existentes.
  7. Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a impulsar el cambio normativo del artículo 2 de la Ley 5/2005 Integral de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, con el fin de incluir, dentro del ámbito de aplicación de la ley, la violencia económica hacia las mujeres.
  8. Exigir al Gobierno de la Nación así como a la Comunidad de Madrid que no se realicen recortes en servicios de atención a mujeres víctimas de violencia de género.
  9. Exigir al Gobierno de la Nación que realice todas las actuaciones necesarias para alcanzar una política laboral, fiscal y social al servicio de la redistribución justa de los recursos y soluciones urgentes a la feminización de la pobreza.
  10. Que el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva apoye cuantas movilizaciones se realicen en defensa de los servicios sociales y el incremento del gasto en políticas de igualdad y en contra de la violencia de género.
  11. Realizar cuantas acciones sean necesarias para alcanzar una corresponsabilización real entre hombres y mujeres en el sostenimiento de la vida y del hogar con medidas de conciliación y concienciación de la sociedad.

En Sevilla la Nueva, a 18 de noviembre de 2013

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.