Mentiras y verdades sobre la RL y la huelga general

El Partido Popular, el gobierno, está utilizando diversos argumentos con un contenido profundamente ideológico que hay que neutralizar. A ellos se suma prácticamente todos los medios de comunicación.

Los argumentos principales del PP son:

1.- La Huelga General no sirve para nada.
Mentira. La Huelga General es la forma de lucha pacífica más contundente y fuerte con la que cuentan los trabajadores. 

– Todas las mejoras de los trabajadores se han conquistado históricamente a través de la lucha, lo que está demostrado que no sirve de nada es no hacer nada.
– De algo servirá cuando los medios de comunicación, los empresarios y los gobiernos la temen, desprestigian, coaccionan a los empleados e incluso tratan de legislar en contra del derecho a la misma.

2.- La Huelga General nos desprestigia en el mundo.
Mentira. El mundo valora a los pueblos que luchan por sus derechos. 

– Todas las luchas de los pueblos siempre fueron presentadas por los Gobiernos como el “desorden y la violencia que nos desprestigia” y altamente valorado y apreciado por los pueblos. 
– Ahora, los trabajadores de Europa miran con expectación nuestra lucha, del éxito de nuestra Huelga General dependen su lucha, sus derechos y sus anhelos sociales. 
– El explotador no aprecia que los trabajadores luchen por sus derechos. 
– Luchamos por nuestros derechos y por la democracia.

Si el Gobierno se preocupa tanto de la imagen de España debería plantearse que hacen nuestras tropas en Afganistán, o por el escándalo del fraude fiscal y la economía sumergida, o por el comportamiento de algunas multinacionales españolas en América Latina, o por la actitud servil frente a las imposiciones de Merkel. 

3.- La Reforma Laboral es necesaria, dará sus frutos.
Cierto, siempre que entendamos por frutos el paro y el enfrentamiento entre trabajadores
El problema del paro en España no se debe a una supuesta rigidez del mercado de trabajo, ni al sistema de contratación ni al supuesto alto coste del despido: 

– Hay 5,3 millones de personas sin trabajo, luego el despido no es tan difícil ni caro. 
– En Euskadi, la tasa de paro es del 12,6; en Navarra, del 13,8; y en algunas provincias andaluzas se supera el 30% con la misma normativa laboral. 
– La legislación laboral que ahora se suprime permitió crear millones de puestos de trabajo cuando la economía crecía. El propio Gobierno reconoce que no habrá más empleo hasta que crezca la economía. El problema no es la rigidez del mercado laboral sino el crecimiento de la economía. ¿Qué medidas está tomando para la economía no retroceda el 1,7% del PIB? 
– Mariano Rajoy ha reconocido que durante 2012 se perderán 630.000 puestos de trabajo. El ingenioso plan que ha ideado no será tan bueno ni eficaz cuando no ataja el mal para el que, presuntamente, ha sido creado. ¿Qué medidas está tomando para crear empleo? 

4.- La reforma Laboral nos hace más competitivos.
Mentira. Con esta reforma laboral los productos españoles sólo se venderán en los mercadillos y en las tiendas de todo a 100. Porque es el “modelo chino” el que le gusta a la CEOE y al Gobierno.
Hablar de competitividad no es serio por su parte, sólo se puede hablar de “competitividad” de un producto, un mercado y un momento temporal del desarrollo de ese mercado. Pero 1/3 de los intercambios comerciales se hacen entre matrices y filiales, otro tercio es comercio bajo intereses de Estado y sólo el tercio restante de los intercambios comerciales están sometidos a una razonable competencia
La economía española tiene ventajas comparativas por los bajos salarios, la escasa presión fiscal y una legislación medioambiental permisiva.
La economía española tiene desventajas comparativas por:

– la escasa inversión en I+D+i que genera bienes y servicios de poco valor añadido; 
– la poca capacidad financiera de las empresas y como consecuencia, excesivos costes financieros; 
– el papel oligopólico de la Banca española; 
– los altos costes energéticos; 
– una gestión empresarial de muy baja calidad, que genera productividad muy limitada.
 

La gran patronal española siempre apuesta por mantener las ventajas y renuncia a mejorar en las cuestiones en que tiene desventaja y la filosofía de la reforma laboral del PP es fiel a ese comportamiento histórico del gran capital español.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *