MEMORIA DEMOCRÁTICA. Una historia del pasado de Sevilla la Nueva

En la revista municipal correspondiente a los meses de mayo y junio, se publica un artículo titulado: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN. Nuestra memoria no es selectiva.
Dicho artículo, dado el mínimo espacio que se nos concede a los grupos municipales, es un resumen de la investigación completa que figura a continuación.


 
En la página web de nuestro Ayuntamiento aparece lo siguiente: “… y las visitas diarias a Sevilla la Nueva del general Franco para observar el discurrir de la batalla de Brunete desde la Casa Palacio”. No hay constancia documental de si eran “diarias”, sólo de dos: “8 de julio: El general Asensio Cabanillas, toma el mando del sector derecho (…). Franco llega al frente a la primera línea de Sevilla la Nueva y establece su Cuartel General en el pueblo de Villa del Prado”. Y a finales de julio de 1937, terminada la batalla de Brunete, vuelve a reunirse en Sevilla la Nueva con ese “insigne” militar golpista al que, en contra de la ley, seguimos teniendo una calle dedicada en nuestro pueblo: el general Asensio.1

Lo que no aparece en la página es que en Sevilla la Nueva hubo una fosa común cuyos restos fueron exhumados, en los años 1959 y 1961, y trasladados al Valle de los Caídos (con o sin permiso de sus familias, muchas de las cuales ignoran dónde están). Esa fosa de “carne de cañón” no merece ni una sola mención en la historia de este pueblo.

Existen varias contradicciones en los datos. La primera es que el Ministerio de Justicia sitúa esta fosa en la calle Sevillanos, a la altura de lo que hoy es la oficina de Correos. (Información detallada de la fosa) Pero los testimonios orales recabados del párroco; un acta del Ayuntamiento del año 1959, en la que se habla del “cerramiento del cementerio civil y militar; y el hecho de que en todos los certificados de defunción figure que el fallecido “habrá de recibir sepultura en el cementerio de esta villa”, indican que estaba situada en el cementerio y que lo que señala como fosa el Ministerio podría ser la ubicación del Centro de clasificación y evacuación que existió en 1939.

La segunda es que el acta del Ayuntamiento (de fecha 28 de febrero de 1959)  menciona también “el traslado de los restos de dos fosas”, aunque no especifica el tipo de fosa. Sí es interesante que la fecha del pleno sea tan próxima a la del primer traslado al Valle de los Caídos. El Ministerio de Justicia sólo indica una fosa y en los datos del Registro Civil tampoco parece que hubiera más de una, pero sí hay algo que da que pensar: en la parte superior de los certificados de defunción figura, a lápiz, “Fosa nº 1, Fosa nº 2, etc. ; así hasta “Fosa nº 60” (aunque son 61, ya que hay una “Fosa nº 49 bis”), lo que parece indicar el orden de enterramiento; pero en tres casos el número de orden de la fosa no coincide con el número de orden del Registro. Son el nº 1, el nº 2 (dos “soldados sin identificar”) y el nº 35 (Tomás Álvarez Fernández que, como se verá, no figura en el listado de los trasladados al Valle).

Y la tercera es que en la documentación del Valle de los Caídos figuran 17 personas sin identificar y 41 personas identificadas:

Restos inhumados el 26/03/1959

Nº de Reg. del 4268 al 4284. 17 restos inhumados, todos como desconocidos
Nº de columbarios: 2 (1059 – 1060).
Situación: Cripta Dcha. piso 2º

Restos inhumados el 08/02/1961

Nº de Reg. del 15251 al 15291. 41 restos inhumados
Nº de columbarios: 41 (3921 – 3961)
Relación nº 257.
Situación: Cripta Dcha. piso 5º

 
Sin embargo, en el Registro Civil de este municipio aparecen 61 personas en la fosa: dos de ellas fueron trasladadas a sus lugares de origen, 18 (en lugar de 17) figuran como “sin identificar” y de las 41 identificadas, una no aparece en el listado del Valle (Tomás Álvarez Fernández). Sin embargo en dicho listado figura una persona que no está en el Registro Civil de Sevilla la Nueva (Pascual Acebes Villar). Los certificados de defunción están firmados por el Juez Municipal, Eduardo Díaz Yanguas; el secretario, José María Pérez Peinado; y los testigos Pablo Rúas Gómez y Santiago Errejón Rodríguez. 

Listado de todos los fallecidos que figuran en el Registro Civil (excell). Destaca que entre los pocos de los que figuran las profesiones hay dos militares, un confitero, un jornalero, tres labradores, un obrero y un pastor. Solamente figura el nombre de los padres en el caso de 19 de los trasladados. 
Los restos fueron exhumados en virtud de dos circulares del Ministerio de la Presidencia de fechas 31 de octubre de 1958 y 26 de febrero de 1959. Los traslados fueron dirigidos por el Ministerio de Gobernación y por los Gobernadores Civiles. Teóricamente, los identificados tenían que contar con el consentimiento de los familiares. En la mayoría de los casos no fue así y, difícilmente en este caso, porque ya hemos mencionado que sólo se conocía el nombre de los padres de 19 de ellos. Parece que no hay constancia de estas exhumaciones en los libros parroquiales ni en el Archivo Municipal, sólo lo ya mencionado del acta de 1959. Un dato “curioso” es que no se trasladó al Valle de los Caídos a ningún musulmán ni a ningún extranjero.

Como ya hemos dicho, las exhumaciones y las inhumaciones en el Valle de los Caídos se llevaron a cabo en dos fechas diferentes: el 26 de marzo de 1959, los desconocidos, y el 8 de febrero de 1961, los identificados. Nos preguntábamos cómo los habían diferenciado si parece que todos estaban mezclados. Y aquí entran en juego, de nuevo, las fuentes orales: según la información del párroco, a los identificados se los enterraba con una botella en la que se metía un papel con sus datos.

Sevilla la Nueva y Brunete fueron tomados por las tropas del bando sublevado, al mando del general Yagüe el 2 de noviembre de 1936. Entre el 6 y el 26 de julio tuvo lugar la batalla de Brunete, una de las más terribles de la Guerra Civil y en la que ambos bandos sufrieron enormes pérdidas. El mando supremo del bando sublevado lo ostentaban, entre otros, Yagüe, Varela y Asensio.

Después de la batalla, el frente quedó establecido entre Villanueva de la Cañada (republicanos) y Brunete (sublevados) de donde no se movería durante el resto de la guerra.2.

El parte oficial de Franco que da fin a la batalla es del 28 de julio de 1937, aunque en la fosa hay ocho identificados fallecidos entre el día 29 de julio y el 25 de agosto de ese año. Figuran otros seis entre febrero y diciembre de 1938. Es de suponer que fallecerían en las diferentes escaramuzas que hubiera en dicho frente.

Finalmente, el 14 de enero de 1939, aparecen en la fosa otros diez fallecidos que coinciden con la última ofensiva republicana en el sector de Brunete ( 13 de enero del 39).

No sabemos con total seguridad si entre esa “carne de cañón” había algún republicano, ya que hay “desconocidos”, aunque probablemente no. Pero sí podemos afirmar que todos los identificados pertenecían al ejército sublevado, lo que no impide que merezcan ser localizados por sus familias, recuperados e inhumados en el lugar que éstas decidan. En palabras de un soldado republicano: “El enemigo no creo que sean muchos de esos desgraciados que tenemos delante. El enemigo son Franco, Queipo de Llano y todos los uniformados cargados de medallas y estrellas que ostentan la bandera de su poder absoluto”.3

Notas:
1Vaca de Osma, José Antonio. La larga guerra de Francisco Franco. Página 296.
2 Sagarra, Pablo, González, Óscar y Molina, Lucas. Grandes Batallas de la Guerra Civil española 1936-1939. Los combates que marcaron el desarrollo del conflicto.
3 Sierra i Fabra, Jordi. Cuatro días de enero. Página 169.

Bibliografía:
Vaca de Osma, José Antonio. La larga guerra de Francisco Franco. Ediciones Rialp, 1991
Sagarra, Pablo; González, Óscar; y Molina, Lucas. Grandes Batallas de la Guerra Civil española 1936-1939. Los combates que marcaron el desarrollo del conflicto. La Esfera de los Libros.
Sierra i Fabra, Jordi. Cuatro días de enero. Ramdom House Mondadori, 2008.

Enlaces:
http://www.grandesbatallas.es/batalla%20de%20brunete.html
http://www.memoriahistorica.gob.es/es-es/vallecaidos/Paginas/mpr-censoRestosMortales.aspx
http://www.ranimirum.com/guerracivil/1936.htm
http://www.ranimirum.com/guerracivil/1937.htm
http://frentedebatalla-gerion.blogspot.com.es/2015/05/148-los-fortines-cruciformes-de-la-20.html

Documentación:
Archivo Municipal de Sevilla la Nueva.
Registro Civil de Sevilla la Nueva.
Patrimonio Nacional. Patronato del Valle de los Caídos.

Fuentes orales:
Párroco de la parroquia de Santiago Apóstol.

Mi agradecimiento a Brunete en la Memoria  y a todas las personas que me han ayudado con la investigación en el Archivo Municipal, en el Registro Civil y en la Parroquia.

Para más información sobre el traslado de restos al Valle de los Caídos:
https://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/abril/20180417182338150974.html

Para más información sobre las víctimas:
http://www.combatientes.es/BasedeDatosBrunete.htm

Julia Ricoy Gil

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.