La derecha madrileña pretende reducir a la mitad el número de representantes en la Asamblea regional


“Si no lo remediamos, el PP sumará a la demolición del estado social una profunda involución democrática”
Con esta iniciativa el PP pretende que no se hable de lo principal, de los 665.300 parados con los que ayer se despertó esta Comunidad.

La decisión del PP de presentar este viernes una Proposición de Ley para reducir de 129 a 65 el número de escaños en la Asamblea regional constituye, a juicio de IUCM, una agresión a la democracia y a la libertad, de la que se alegrarán los poderes económicos y políticos autoritarios. «No son económicas las razones que explican esta proposición; son un intento desesperado de encorsetar la democracia y burlar la contestación social para perpetuarse en el poder”.”Frente al cambio que reclaman las calles, ellos buscan apuntalar la continuidad», denuncia IUCM.

Como ya hiciera en Castilla-La Mancha, el PP, tras un despiadado programa de recortes sociales y de ataque a los servicios públicos, decidió convertir el ejercicio de la política en una profesión solo al alcance de unos pocos, al suprimir la dedicación completa remunerada por una tarea subalterna, retribuida con dietas. De esta forma, advierte IUCM, pierden la ciudadanía y la democracia, y ganan las élites económicas y financieras de la mano de la derecha más conservadora.“Esta propuesta busca laminar a quienes están contra los recortes, para que la voz de los movimientos sociales y el sindicalismo no llegue al Parlamento”.

En la Comunidad de Madrid, el PP en disputa con una  sorprendente y populista UPyD,  aun con matices, se deslizan por la misma pendiente antidemocrática, no sin antes haber acometido -y en ello siguen- un ambicioso plan de recortes, eliminación de derechos y ataque a los servicios públicos que han empobrecido a la inmensa mayoría de la sociedad madrileña. “Es lamentable que cada vez que el PP se plantea modificar el Estatuto de Autonomía sea para reducir derechos y no para ampliarlos”.

IUCM cree imprescindible que las formaciones de la oposición, de manera singular  el PSOE, no titubeen frente a esta iniciativa y rechacen la proposición del PP orientada a devaluar el sistema democrático, aprovechando la actual coyuntura en la que distintas voces de la sociedad y la comunicación arremeten contra la acción política enfangada por casos de corrupción y escándalos, que precisamente tienen al PP como principal protagonista. «Somos decididos partidarios de erradicar la corrupción e higienizar la vida pública, pero nunca a costa de empequeñecer la democracia», concluye IUCM

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *