Izquierda Unida de Sevilla la Nueva no apoyará a ninguna de las otras fuerzas políticas para la investidura de alcalde o alcaldesa

Tras mantener conversaciones con todos los grupos políticos y haber consultado con militantes, simpatizantes y votantes las diferentes opciones, la asamblea de Izquierda Unida de Sevilla la Nueva ha decidido no apoyar las candidaturas a la alcaldía de ninguna de las otras fuerzas políticas presentes en la corporación municipal.

Desde el inicio, en la primera asamblea tras las elecciones, se decidió que en ningún caso se daría apoyo al candidato del Partido Popular y que no se llegaría a un pacto de gobierno con el grupo de Ciudadanos. Tras la primera reunión con representantes de este partido, se planteó una posibilidad que no había sido tenida en cuenta en la asamblea: apoyar la investidura de la candidata de Ciudadanos para que ellos gobernaran en minoría llegando a acuerdos puntuales durante la legislatura, pero sin la presencia de IU en el gobierno.

Tras algunas reuniones más con todos los grupos en las que planteamos también nuestras propuestas para los próximos cuatro años y una segunda asamblea para informar y decidir sobre las negociaciones, en la última de ellas (la tercera), también abierta a simpatizantes y celebrada ayer, se decidió por amplia mayoría mantener nuestra postura inicial de votar nuestra propia candidatura,  no apoyando así ni al candidato del PP ni a la candidata de C’S.

Entendemos que, a pesar de compartir algunos puntos del programa con el resto de los partidos, existen grandes diferencias, sobre todo con algunos, fundamentalmente en el cómo y el porqué. Es decir, compartimos algunos objetivos, pero no la forma en la que deben llevarse a cabo ni la finalidad de su puesta en marcha.

La llave de la gobernabilidad, como siempre, la tienen los votantes que son los que han decidido que el PP tiene seis concejales, que Ciudadanos tiene cuatro y que las fuerzas de izquierdas y sobre todo la fuerza transformadora de izquierdas que somos nosotros, sólo tenemos dos. Asumimos que nuestra representación en el Ayuntamiento no es suficiente para garantizar un cambio en la política con un verdadero giro a la izquierda y, por coherencia política y respeto a nuestros votantes, no podemos dar nuestro apoyo a ninguna fuerza política que no sea de izquierdas.

Creemos que es posible que podamos sacar adelante algunas de nuestras propuestas poniéndonos de acuerdo puntualmente con algunos o incluso con todos. Nuestro objetivo es seguir trabajando para llevar a cabo, en la medida de posible, todo nuestro  programa. Esa será nuestra lucha y cualquier negociación que tenga lugar irá encaminada a conseguir ese fin.

Nuestra intención es forzar en la medida de lo posible la puesta en marcha de nuestro programa punto a punto con los acuerdos a los que seamos capaces de llegar para cada uno de ellos con el resto de grupos políticos. En cualquier asunto que no coincida con nuestra línea política y nuestras propuestas programáticas nos opondremos y, sea quien sea el que gobierne, nos tendrá enfrente.

Pero, sobre todo, estaremos al lado de nuestra gente, de aquellos y aquellas que comparten con nosotros el objetivo de transformar para mejor nuestro pueblo y nuestra sociedad y que nos han mostrado su apoyo en los últimos años y en estas elecciones. Queremos trabajar conjuntamente con ellos y luchar por sacar adelante una política diferente en Sevilla la Nueva.

Somos una fuerza de izquierda transformadora, nos debemos a nuestro proyecto, a nuestra afiliación, a nuestros simpatizantes y a nuestros votantes. Las decisiones políticas deben tomarse de forma meditada, con visión de futuro y con conocimiento de la situación. Y, sobre todo, con la participación de quienes se implican por un cambio social y no sólo de sillones. Así lo hacemos y así seguiremos haciéndolo.

 

Contenido relacionado

Trastienda de un proceso

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.