Islandia: la revolución pacífica

“…Los islandeses están protagonizando lo más parecido a una revolución que hemos visto en esta parte del mundo en mucho tiempo, y por aquí apenas nos hemos enterado. Seguramente porque las mediáticas revueltas árabes no tienen riesgo de contagio en Europa, mientras que la movilización islandesa puede darnos ideas peligrosas.

Después de que la economía de Islandia, la niña bonita del neoliberalismo, se hundiese en 2008 con bancos quebrados y una deuda inasumible, los poco más de 300.000 habitantes de esta isla nórdica salieron a la calle y la liaron. Y no han parado hasta hoy.

Entre otras cosas han conseguido que el Gobierno dimita, nacionalizar la banca, perseguir penalmente a los banqueros responsables, rechazar en referéndum el pago de la deuda bancaria, y ahora participan en la elaboración de una nueva constitución más democrática y social. Por si fuera poco, han aprobado una iniciativa para convertir el país en un refugio internacional para la libertad de prensa, donde el próximo Julian Assange pueda trabajar sin que le encarcelen ni le cierren la web.”… (Isaac Rosa, Público. Domingo 27 de febrero de 2011.)

Lo curioso es que con estas medidas tan diferentes a las preconizadas por los gurús de la economía, Islandia ha logrado volver al crecimiento en dos años. Después de dos años de caída de su PIB del 10% acumulado, la OCDE estima un avance del 1,5% para 2011 y el FMI duplica esta cifra. Sin embargo, este último organismo condiciona el desembolso total de las ayudas a Islandia, concedidas en 2008 en forma de préstamo de 2.100 millones de dólares, al pago de la deuda de 5.000 millones de dólares que el Congreso aprobó, pago que los islandeses anularon en referéndum. Más curioso todavía es que la mencionada deuda corresponde a la quiebra de de Icevase, una entidad financiera cuyos depósitos deberían haber sido respaldados por Reino Unido y Holanda. El Estado ha anunciado la convocatoria de un segundo referéndum para decidir si finalmente asume esta deuda. (Datos tomados del suplemento Negocios del diario El País. Domingo 27 de febrero de 2011).

Habrá que esperar a los resultados, pero como dice Isaac Rosa, ¡dan ganas de ser islandés!

Julia Ricoy Gil

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.