El respeto

EL RESPETO (1)

Estamos preocupados

Desde el trágico asesinato en Sevilla la Nueva de Héctor Valero Alcalde, estamos presenciando una oleada de “indignación contra la violencia”, así, en general. Vaya por delante que no es que a nosotros no nos indigne. Simplemente nos preocupa que un hecho tan grave, pero puntual y con un desarrollo muy concreto, se utilice para dar alas a posturas radicales. Nos referimos a la abundancia de comentarios que hacen generalizaciones sobre la falta de seguridad, la violencia, los jóvenes, los inmigrantes, etc.

Nos parece sumamente injusto, tanto para el pueblo como para la familia y los allegados de Héctor, que su muerte se utilice para fomentar los más bajos instintos del ser humano. Injustos son también los insultos y las amenazas contra la familia del agresor, que bastante desgracia tiene con tratar de asumir lo ocurrido.

Creemos que lo fundamental es el respeto.

Hay que respetar la memoria de Héctor, a sus familiares y a sus amigos. Por mucho que el pueblo esté “roto de dolor”, los que realmente están rotos son ellos. Nosotros, por supuesto, sentimos lo ocurrido. Pero ni muchísimo menos podemos comparar nuestro dolor con el suyo ni pretender hablar por ellos.

Lo que sí podemos, y es nuestro deber, es plantearnos si las cosas pueden hacerse mejor. No creemos que la dotación de policía de nuestro pueblo sea escasa. Es posible, lo sabremos cuando tengamos toda la información, que su organización no sea la adecuada. Y en este caso en concreto, si hay responsabilidad institucional, deberá salir a la luz y alguien tendrá que rendir cuentas.

No hay que olvidar que la familia del detenido (que se ha confesado culpable) también merece un respeto. Ellos no son responsables de lo que él ha hecho y hay problemas que las familias no pueden resolver. Podríamos profundizar aquí sobre la responsabilidad del sistema, de nuestros gobernantes y de la sociedad. De la sanidad que deja en manos de las familias la atención a personas con problemas muy graves y de las leyes que atan las manos de los cuerpos de seguridad y los jueces. Pero es una reflexión que requiere calma y tiempo, no es el momento.

¿Y los jóvenes? De pronto parece que estamos invadidos por hordas de bárbaros que campan a sus anchas por nuestras plazas. Por favor, nuestros jóvenes, cualquiera que sea su origen, también merecen respeto, el mismo que les exigimos a ellos. No creemos que en nuestro pueblo haya una especial oleada de violencia, no la vemos. ¿Problemas? Claro, como en todas partes. También los adultos se pelean en muchas situaciones. Tal vez lo que deberíamos plantearnos es si estos chicos y estas chicas tienen alguna alternativa a “estar en la calle día tras día”, como algunos dicen.

 

EL RESPETO (2)

Y, claro, también hay que respetar al pueblo, que incluye a todos los vecinos y a sus representantes en la corporación municipal, aunque sean de la oposición. Respeto que no ha tenido la persona que ha publicado en su blog alojado en elmundo.es un artículo en el que describe a nuestro pueblo como el vivo retrato de uno de los muchos poblados de traficantes de droga que desgraciadamente hay en España. Nos ha parecido tan grave que lo hemos comunicado a la Concejal de Seguridad con el objetivo de darle una respuesta institucional en la que participen todos los grupos políticos (esperamos su respuesta).

El Alcalde nos pidió respeto y, a través del abogado del Ayuntamiento, se nos transmitió que la Guardia Civil nos pedía que mantuviéramos silencio sobre los hechos durante la investigación. Hemos cumplido escrupulosamente nuestro compromiso. Sin embargo, no parece que el respeto sea mutuo. No creemos razonable que antes de explicar lo sucedido y de investigar si ha habido falta de previsión o de organización, el equipo de gobierno decida rendir homenaje a Héctor poniendo su nombre al polideportivo de Los Manantiales. Nos habría gustado participar en esta decisión. No estamos criticando el hecho en sí, sino su utilización propagandística el día que finaliza el luto oficial, cuando hay cosas pendientes sobre este mismo asunto que tienen mucha mayor relevancia. ¿Es una cortina de humo?

Por nuestra parte, lógicamente, hemos solicitado toda la información relativa a la planificación de turnos y servicios de policía y protección civil durante las fiestas y los turnos habituales para poder evaluar la eficacia y las posibles deficiencias de esta planificación.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.