De ausencias, fotos y memoria selectiva

El pasado 25 de febrero asistimos al homenaje organizado por este ayuntamiento con motivo de la celebración, el 11 de marzo, del día europeo de las víctimas del terrorismo. Dada la sorprendente ausencia del resto de grupos municipales, podríamos suponer que solamente nosotros habíamos sido invitados porque en el nuestro hay una persona cuya pareja fue asesinada el 11 de marzo de 2004, el 11M, en el que hoy sigue siendo el mayor atentado yihadista cometido en Europa. Pero sabemos que se invitó a todos los grupos.

El acto, al que a última hora y a petición nuestra se invitó a Eulogio Paz (presidente de la Asociación 11M Afectados de Terrorismo, mayoritaria entre las víctimas de dicho atentado), fue organizado por el ayuntamiento de Sevilla la Nueva y la AVT, por lo que en él tuvimos que escuchar cómo se hablaba de las maldades del independentismo, o cómo se reivindicaba, sin rubor, justicia y reparación para las víctimas. ¿Para qué víctimas, sr. Alcalde? Suponemos que no habla de las 114.000 víctimas del franquismo que aún se encuentran en cunetas y fosas comunes y a cuyos familiares el partido al que pertenece y que nos gobierna les sigue negando el derecho a recuperar sus restos.

Eulogio Paz, Presidente de la Asociación de la Asociación 11M Afectados de Terrorismo

Eulogio Paz, Presidente de la Asociación de la Asociación 11M Afectados de Terrorismo

¿De qué víctimas habla sr. Sánchez Rodrigo (AVT)? Sin duda no se refiere a las víctimas del 11M, porque la AVT no puede estar homenajeando a las víctimas de un atentado durante cuyo juicio torpedeó sistemáticamente la labor de fiscales y acusaciones, de la mano de las defensas de los asesinos, en aras de su fantasía conspiranoica, que nunca tuvo nada que ver con la verdad, la justicia o la reparación a las víctimas, al contrario, no hicieron más que añadirles dolor, como si el que soportaban no fuera ya suficiente.

El homenaje fue un acto del Partido Popular, con la asistencia, para la foto, de diputados y altos cargos, que solo rindieron homenaje a sus víctimas, a su himno y a su bandera. Al menos quedó ahí para la foto, desentonando orgulloso, el humilde ramo sin banderas que trajo Eulogio para, el nuestro sí, TODAS las víctimas.

Eva Girón Sánchez

Bookmark the permalink.

Comments are closed.